El jardin de la luz


The Gimli Glider
julio 2, 2005, 11:45 am
Filed under: Uncategorized
(esta es una historia más o menos ficticia, basada en hechos reales)Julio 23, 1983
“¿Que pasa cuando un Boeing 767-233 con 68 pasajeros se queda sin combustible a 41000 pies de altura? tienes un planeador de 132 Toneladas, bajando a una rata de descenso de 2000 pies por minuto”

Los pasajeros habían acabado de disfrutar la cena, y las sobre-cargo ya estaban recogiendo los platos vacios, dentro de la cabina, el capitan Robert Pearson y su primer oficial Maurice Quintal hacian chequeos de rutina sobre las pantallas del moderno jet. Todo estaba normal, y seguian su curso hacia Edmonton. Crucero a 41000 pies de altura sobre Red Lake, Ontario. Todo en calma.

El sistema de alerta sonó 4 veces, la pantalla se ilumino. Indicaba una perdida de presión del combustible en el lado izquierdo. Pearson miro con extrañeza a Quintal, pues la aeronave mostraba una cantidad más que suficiente de combustible para llegar a Edmonton. La decisión fue unanime, “Debe estar fallando la valvula de combustible del lado izquierdo” Dijo Quintal a Pearson. Luego ambos decidieron apagar la valvula de combustible. Segundos más adelante, una segunda señal de alerta se disparó. Un sudor frio recorrio la espalda de Pearson, sabía que era demasiada coincidencia y algo iba realmente mal.

El motor izquierdo cesó de funcionar. Quintal llamó al centro de control en Winnipeg “Winnipeg control, ¡Mayday!, Air Canada 143 heavy solicita desvio al aeropuerto alterno en Winnipeg, procedimiento ETOPS, perdida del motor izquierdo” Mientras tanto Pearson intentaba reiniciar el motor. “Air Canada 143 heavy, Winnipeg control. Autorizado a cambiar curso hacia Winnipeg, vire a la izquierda rumbo 140º siga procedimiento ETOPS, descienda y mantenga nivel de vuelo 280 (28000 pies)” habiendo dicho esto, se escucho un largo campanazo, que jamas habian escuchado, ni siquiera en los simuladores y de repente todo el avión se obscurecio y se hizo un silencio absoluto, que luego fue roto por las palabras “Oh Fuck!”

La peor pesadilla de un piloto se volvia una realidad tangible, los dos motores Pratt & Whitney PW 4062 se habian detenido por completo, convirtiendo este inmenso avión en un planeador de 172 toneladas con 68 personas abordo. La voz entrecortada de Quintal se convirtio en un rugido nervioso “Winnipeg control, Air Canada 143 heavy, perdimos ambos motores, repito, perdimos ambos motores” hubo una larga pausa mientras ambos pilotos intentaban re iniciar los sistemas del avión.

Pearson rapidamente intentó iniciar el sistema de poder auxiliar de la aeronave, para poder encender de nuevo los motores; el sistema de poder auxiliar jamas inicio lo cual era el claro indicio de algo que para ellos no tenia sentido: El avión se había quedado sin combustible.

Quintal tomo el inmenso manual del 767 intentando buscar una situación para la que jamas los habian preparado, mientras Pearson le indicaba la situación al jefe de los sobre-cargo que estaba enmudecido por la gravedad de los hechos; sin quitar los ojos del velocimetro y altimetro de emergencia, que eran los únicos instrumentos que funcionaban en ese instante, ya que el resto de los instrumentos electronicos estaban totalmente inutilizados.

El avión iba perdiendo rapidamente presión hidraulica, haciendo que los instrumentos se tornaran imposibles de operar, por fortuna, Boeing había pensado en la posibilidad de que esto pudiera ocurrir e instalo en este modelo de avión un instrumento llamado RAT que permite aprovechar la fuerza eolica que produce la velocidad del avión, para generar poder auxiliar, que da poder al velocimetro, al altimetro a los radios y le da fuerza hidraulica a las superficies de control con lo cual se puede controlar la dirección y la rata de descenso. Pero el avión carecia de un instrumento fundamental en ese instante: El indicador de velocidad vertical.

Pearson, que en su juventud solia montar en planeadores ultralivianos, decidio planear a 220 nudos, sin saber exactamente que rata de descenso tendria, mientras Quintal y el controlador de Winnipeg comenzaron a hacer calculos basados en la distancia que habia recorrido la aeronave y la altura a la que se encontraban, para saber si podian o no llegar a Winnipeg. Encontraron que en 11 millas nauticas, la aeronave habia descendido 5000 pies. No era suficiente para llegar a Winnipeg.

El controlador de Winnipeg comenzo a sugerir aerodromos alternos, pero ninguno de ellos tendria la capacidad de recibir un enorme Boeing 767. En ese momento, Quintal recordó un aerodromo de la fuerza aerea en Manitoba, en el que solia trabajar cuando recien iniciaba como pioloto; que se encontraba más o menos en el rango de distancia de descenso de la aeronave, y que podria recibir una nave de su tamaño. El aerodromo se encontraba en el poblado de Gimli, Pearson confio totalmente en el juicio de Quintal, y viro al norte.

Pearson seguia descendiendo la aeronave mientras Quintal le dirigia en dirección al aerodromo de Gimli, la tensión crecia y el unico pensamiento que se cruzaba en la cabeza de Pearson era cual iba a ser el fin de todo esto, el Boeing 767 de un momento a otro desaparecio de los radares del centro de control de Winnipeg, el controlador de Winnipeg gritaba desesperado, preguntando el numero de personas a bordo de la aeronave.

En su aproximación a Gimli, Pearson y Quintal descubrieron una nueva dificultad en su tarea, el sistema de RAT no proveía suficiente fuerza hidraulica como para abrir las compuertas del tren de aterrizaje de la aeronave, ante lo cual solo cabía hacer una maniobra, una “caida de gravedad” Pearson ladeo violentamente la aeronave, abriendo las compuertas de los trenes de aterrizaje, y Quintal rapidamente presiono el boton para asegurar los trenes. Las dos luces verdes del tren principal se encendieron, la luz verde del tren de nariz no se encendió.

Pearson inicio la aproximación final hacia la pista 32L de la, ahora abandonada, base de la Real Fuerza Aerea Canadiense, sus ojos estaban concentrados en el indicador de velocidad, iba demasiado alto y demasiado veloz, subio el morro de la aeronave para lograr 180 nudos, pero no era suficiente la rata de descenso. Pearson hizo lo que cualquier piloto en un planeador hubiera hecho, cruzó los controles y ladeo violentamente el avión, de tal manera que las alas se encontraban en posición totalmente vertical. Los pasajeros del lado izquierdo miraban aterrorizados la cercanía con el campo de golf y la velocidad con la que se aproximaban a éste, los pasajeros del lado derecho solo podían ver el cielo azul, sin poder ver el halo naranja de la caida de la tarde; Pearson se dio cuenta que este movimiento hizo que el RAT perdiera energía, y estaban perdiendo presión hidraulica, muy valiosa para volver a poner el avión en posición horizontal de nuevo, Pearson lucho con los controles con toda su fuerza para volver a poner el avión en la posición correcta, cuando lo logro, estaba tan bajo que un pasajero gritó “¡Por Dios! ¡hasta puedo ver el tipo de palos que están usando los golfistas!” Esos mismos golfistas estaban detenidos, mirando boquiabiertos como un gigantesco avión volaba silenciosamente en una posición inusual sobre su campo de golf.

La decisión estaba tomada y ya no había vuelta atrás, el 767-233 de Air Canada estaba alineado con la pista 32L de Gimli. En ese momento, Quintal se dio cuenta que la pista estaba dividida y que al otro lado de la cerca, había una reunion de gente y algo parecido a un bazar. Pero no habia nada que hacer, Quintal se mordio los labios para no decir nada, Pearson tenia los ojos clavados en el velocimetro e ignoraba la situación.

Ambos ignoraban que la desaparecida base militar de Gimli, ahora era un parque abierto al público en el que se organizaban carreras de carts en las antiguas pistas, y bazares familiares del pequeño poblado. En tierra los asistentes miraban extrañados como un monstruoso 767 se dirigia directamente hacia ellos, aterrorizados huyeron a despejar la pista.

El avión toco tierra a 180 nudos, 40 nudos mas rapido de la velocidad normal de aterrizaje de una aeronave de estas, sin frenos aerodinamicos o potencia reversible, la unica opción era literalmente “pararse” sobre los frenos. Los neumaticos del 767 estallaron y el tren de nariz, como era de esperarse cedió y el avion se fue de nariz contra la pista, ante la mirada atonita de los asistentes al bazar. La nariz elevaba chispas a 3o metros de altura hasta que la aeronave se detuvo del todo a 100 pies de la reja que dividia la antigua pista en dos. El silencio se convirtio en un aullido de alegria, nadie salio herido.


Glosario:
ETOPS: (Extended-range Twin engine Operation Performance Standards) Procedimientos obligatorios para los aviones de dos motores, que establece ciertos parametros para emergencias, sobretodo de vuelo con un solo motor operativo, los pilotos humoristicamente se refieren a este como Engines Turn, Or Passengers Swim.
RAT: (Ram Air Turbine) un dispositivo ubicado en el ala o en el fuselaje del avión, que actua como una turbina que convierte la energia del viento para activar los instrumentos más importantes del avión en caso de perdida de los motores.
Caida de gravedad: movimiento usado para activar las compuertas del tren de aterrizaje, cuando este no puede ser activado con la palanca manual ubicada dentro de la cabina, consiste en girar las alas con fuerza de un lado a otro, para que se abran las compuertas y el viento y el peso de los trenes de aterrizaje ayuden a ubicarles en posición para ser enganchados y asegurados.

Transmisión tomada del sitio de la CBC

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Hola, genial relato pero tengo una duda, donde pone horizontal, no tendria que ser vertical?

“Pearson hizo lo que cualquier piloto en un planeador hubiera hecho, cruzó los controles y ladeo violentamente el avión, de tal manera que las alas se encontraban en posición totalmente horizontal. Los pasajeros del lado izquierdo miraban aterrorizados la cercanía con el campo de golf y la velocidad con la que se aproximaban a éste, los pasajeros del lado derecho solo podían ver el cielo azul”

Digo yo que para que unos vean el suelo y otros solo el cielo tendrian que estar verticales las alas y, por lo tanto, el avión de lado, no?

Un saludo

Comentario por dienti




Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: